“El mejor momento para plantar un árbol fue hace veinte años. El segundo mejor momento es ahora”

– proverbio chino.

Emprender, esa palabrita que esta en boca de todos los jóvenes hoy en día, sobretodo después de un año en el que el mundo se paro por completo; el 2020 fue un año lleno de retos y aprendizajes, mientras el mundo se paraba y las grandes compañías se veían obligadas a cambiar su modelo de negocios, algunas pequeñas y medianas empresas aprovecharon la oportunidad para ofrecer a sus clientes productos y servicios que se adaptan a las necesidades que la pandemia ha dejado, podemos ver empresas como 99 minutos, Mi Dulce Hogar o Come Bien que se adaptaron a la pandemia y buscaron soluciones no solo para sobrevivir sino para crecer su negocio.

Sin embargo, la pandemia también evidenció lo difícil que es ser emprendedor, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) poco más de 1.01 millones de Pymes tuvieron que cerrar debido a que no pudieron resistir los efectos económicos que generó la pandemia, esto nos lleva a cuestionarnos, ¿cómo podemos tener en México emprendimientos que se vuelven unicornios y al mismo tiempo emprendimientos que no superan ni el segundo año?.

El principal reto de los emprendedores en México es sin duda el acceso a programas de financiamiento y créditos, de acuerdo con María Ariza, CEO de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), estos programas no son suficientes o no son de fácil acceso para las personas que quieren empezar un negocio, asimismo Forbes señala los siguientes datos, el 70% de las empresas que se crean no ofrecen ningún valor agregado, el 90% no tiene acceso a tecnología de punta, solo el 2.6% accede a la tecnología, el 75% de los emprendimientos no va a crecer y solo el 0.7% si lo hará. 

El emprendimiento en México es un tema que debe ser abordado desde el sector público como el privado, se debe buscar fomentar el acceso en tiempo y forma a los programas de financiación y créditos para estimular la permanencia y el crecimiento de estas empresas que comienzan en el mercado, asimismo, es de vital importancia propiciar las nuevas tecnologías ya que estas son clave para la innovación en los emprendimientos.

Sin duda México tiene un buen camino recorrido en el emprendimiento, tanto es así que vemos empresas mexicanas que poco a poco se abren camino en el comercio internacional, que están triunfando y que son ejemplo a seguir para los que apenas comienzan, no obstante es fundamental que esta administración le de la importancia necesaria a seguir buscando soluciones y a ofrecer mejor programas para que cada vez sean mas las empresas mexicanas que prosperen en este país y puedan seguir creciendo, el reto que hoy tenemos como sociedad y como jóvenes es grande, pero sin duda es un reto para el que estamos preparados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.