En una poco discutida sesión extraordinaria en el Congreso de la Unión, se aprobó con un total de 373 votos a favor y 71 en contra la propuesta de ampliar en un mes el plazo para que las personas físicas o morales que prestan de servicios especializados se registren en el Registro de prestadores de servicios especializados u obras especializadas (REPSE), por lo que el 31 de julio fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto mediante el que se estableció como fecha limite el 1° de Septiembre del presente año para el registro correspondiente.

Varias voces de los sectores político y empresarial consideraron que la prórroga de un mes aprobada en el congreso, sería insuficiente para que las empresas interesadas en seguir operando como prestadoras de servicios especializados se puedan registrar en el REPSE, así como para que se haga una transferencia del personal a las empresas centrales, incluso se escucharon voces que consideraban que la prórroga debería ampliarse hasta el mes de enero de 2022, que en época de pandemia resultaba una propuesta bastante loable y digna de tomarse en consideración.

Ahora, lejos de cualquier apasionamiento político, de filas y fobias, desde el sector jurídico- laboral, muchos consideramos que, en efecto, la prórroga otorgada en efecto es insuficiente y esto se debe a que el proceso de registro, que prometía ser ágil, no lo ha sido del todo, pues como lo pueden corroborar las empresas solicitantes, éstas se han encontrado con algunos obstáculos que han impedido la pronta inscripción a dicho registro.

Entre estos impedimentos se encuentran, primero, que muchas de las empresas aún no cuentan con la firma electrónica (e.Firma), misma que se tramita ante el Servicio de Administración (SAT), gestión que en si misma es un tanto lenta, aunado a la emergencia sanitaria a por la que atraviesa el país, el resultado es pocos espacios para agendar cita ante el SAT.

Cabe señalar que es de vital importancia contar con la e.Firma, ya que con la misma IMSS, SAT e Infonavit pueden verificar que la solicitante está al corriente con el pago de sus obligaciones, de lo contrario, simplemente, no podrá iniciar con los trámites para el registro ante el REPSE.

Otro obstáculo que hemos encontrado es que para el registro en la plataforma tanto los requerimientos e información requerida no son del todo claros, pues desde un comienzo la plataforma únicamente señala determinados documentos que se subirán a la misma, no obstante, a cada etapa del llenado del formulario siempre hay más información que va requiriendo y que no se desprende únicamente de la documentación inicialmente solicitada, por lo que se vuelve engorroso que con cada nueva etapa del registro el usuario regrese a sus archivos para subir las información que va pidiendo el formulario.

Ahora en el caso de que logren concluir con la solicitud, pareciera que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social tuviera la consigna de rechazar el mayor número de solicitudes, puesto que únicamente el 7% de las solicitudes son consideradas como satisfactorias. Conforme a tan nada alentadoras estadísticas y tomando en cuenta que el tiempo de respuesta puede tardar hasta 20 días, según el propio portal, ante el rechazo de las solicitudes de registro se estaría dejando a las solicitantes sin la posibilidad de cumplir con el registro y a merced de las sanciones previstas en la reforma  laboral publicada el 23 de marzo de 2021 en el Diario Oficial de la federación consistentes en multa que va de los 2 mil hasta 50 mil Unidades de Medida y Actualización (UMAs).

Es por todo lo antes señalado que desde SLLM consideramos necesaria la prórroga propuesta por las distintas fuerzas políticas y que se extienda hasta el mes de enero de 2022, esto con la finalidad de permitir a las prestadoras de servicios especializados cumplir con los lineamientos de la reforma antes mencionada, ya que esto beneficiaría no sólo a dichas prestadoras, sino a los trabajadores especializado que dependen de las fuentes de empleo así como a las personas físicas y morales que requieren contratar los servicios especializados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.